Consejos V

MATRIMONIOS

Hijos, en vuestros matrimonios no debéis poneros de parte de ninguno de los consortes, sino de parte del Corazón de DIOS, que sufre el desamor de cada uno de ellos, pues sólo la humildad y la mansedumbre por el Amor Infinito de Dios, recibido en ambos corazones, de él y de ella, cualquier problema tiene solución.

Consejos

Alma mía, benefíciate del Amor con que Dios te ama.

Él te envía a Su Hijo Único, Que Es Su Propia e Infinita Sabiduría.

DeséaLe recibir siempre.

Abre tu boca interior para recibirLe.

Es Jesucristo, Sabiduría Infinita del Padre, Que viene a ti.

Quiere entrar en tu boca.

Ábresela, ábreLe tu corazón.

RespíraLe, víveLe.

No se agote jamás tu deseo de recibirLe.

Él lo puede todo.

Viene a ti, alma mía, si renuncias a tu propia voluntad por Su Amor.

Él, Medicina Eterna, jamás te hace daño.

Harás bien en dejarte tranquilizar por el Señor, Que viene a ti, sobre todo cuanto más Le deseas recibir, tener, retener y más y más recibir, inagotablemente, por llenarte de Él, más y más.

Cuánto bien hace esto a ti y a las demás almas.

No temas, alma mía, el negar tu propia voluntad y querer sólo que Nuestro Señor Jesucristo sea Quien dirija todos tus movimientos.

Etiquetas: