De todo error

DE TODO ERROR, DE TODO MAL, NOS LIBRA, NOS REDIME Y SALVA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, QUE ES EL TODO DE TODO, EL CULMEN, LA FUENTE, DIOS HECHO CARNE DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

1. LA SALVACIÓN ES MEDIANTE LA VIVA FE EN JESUCRISTO QUE ES EL QUE ES EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY EN LO MATERIAL Y EN LO ESPIRITUAL.

2. «SOY YO MISMO, JESUCRISTO, LA PLENITUD DEL DECÁLOGO. HECHO CARNE, YO MISMO SOY ADORADO CON MI SAGRADA HIMANIDAD. ANTES DE MI ENCARNACIÓN ÉRAIS VOSOTROS LOS QUE NO PODÍAIS IMAGINAR NADA A DIOS NI INTERNA NI EXTERNAMENTE, PUES NO PODÍAIS AÚN PENSAR EN MÍ, HECHO CARNE. PERO AHORA YA PODÉIS, PUES EL ÚNICO MODO DE ADORAR A MI PADRE ES ADORÁNDOME A MÍ, ADORÁNDOME COMO DIOS Y COMO HOMBRE, ADORANDO NUESTRA DIVINIDAD EN MÍ, QUE SOY LA VERDAD, Y ADORANDO NUESTRA ÚNICA DIVINIDAD VIVA Y VERDADERA, EN NUESTRO ESPÍRITU SANTO, QUE ES EL INFINITO Y ETERNO AMOR QUE MI PADRE Y YO NOS TENEMOS DESDE TODA NUESTRA ETERNIDAD Y PARA TODA NUESTRA ETERNIDAD.»

3. CRISTO, DESCANSANDO EN EL SEPULCRO EN SÁBADO CUMPLE EL SÁBADO PARA SIEMPRE COMO CABEZA NUESTRA, A FIN DE QUE SEA ÉL MISMO, QUE ES EL SEÑOR DEL SÁBADO, ÉL MISMO, JESUCRISTO, QUIEN NOS DÉ SU VERDADERO Y DEFINITIVO Y ETERNO DESCANSO, EL DOMINGO Y EL DOMINGO ETERNO, CON SU RESURRECCIÓN.

4. NO ABOLE LA LEY, NO ABOLE LA LEY DEL SÁBADO, SINO QUE LA CUMPLE, Y NOS ENSEÑA QUE ÉL MISMO, RESUCITADO, NOS MUESTRA Y QUIERE DARNOS A VIVIR EL ETERNO DÍA DE SU DESCANSO GLORIOSO.

5. CRISTO NO NOS ENGAÑA, PUES CONVIERTE NUESTRA VIDA EN ÉL, SEPULTADO, EN EL GRAN SÁBADO QUE ES ÉL MISMO, JESUCRISTO, PARA CUMPLIRLO EN LA PLENITUD DEL ETERNO DOMINGO DE SU RESURRECCIÓN.

6. LA LEY DEL PADRE ES SU PROPIO HIJO, UN SOLO Y ETERNO LEGISLADOR Y LEY ETERNA CON SU ETERNO Y MISMO PADRE Y CON EL ESPÍRITU SANTO.

7. CRISTO VIENE A DARLE A LA LEY, DADA A MOISÉS A TRAVÉS DE ÁNGELES, SU PLENO CUMPLIMIENTO Y SU PLENA PERFECCIÓN EN SÍ MISMO.

8. NO TE LA HARÁS TÚ IMAGEN ALGUNA POR TU CUENTA, IMAGINANDO UNA CRIATURA, COMO SI LA CRIATURA FUERA DIOS.