Diálogos séptimos de cualquier Papa, pasado, presente o futuro, con su propia alma

DIÁLOGOS QUE PODRÍA HABER TENIDO O PODRÍA TENER CUALQUIER PAPA, pasado, presente o futuro, CON SU PROPIA ALMA, procurando humildemente ser fiel Sucesor e Hijo Espiritual de San Pedro Apóstol, Padre de los Apóstoles

PRIMERA PARTE DE LA PRIMERA PARTE

MANSIONES DE ORACIÓN
MEMORIALES INFUSAS
O DE UNIÓN SIMPLE Y SOBRENATURAL CON DIOS
NO ABSORTAS

DIÁLOGOS SÉPTIMOS DE CUALQUIER PAPA CONSIGO MISMO, CON SU PROPIA ALMA, EN ORACIÓN MEMORIAL INFUSA O DE SIMPLE UNIÓN CON DIOS, EN LA DIVINA PRESENCIA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, QUE ES DIOS Y HOMBRE VERDADERO Y PERSONA ÚNICAMENTE DIVINA

¡Oh, alma mía, QUE LA SOBRENATURAL LUZ QUE INUNDA TU MEMORIA te haga sosegar en una más perfecta UNIÓN SOBRENATURAL CON LA SANTÍSIMA TRINIDAD, en la iluminación divina de tus tres potencias: memoria, entendimiento y voluntad, por el Amor que NUESTRO MISMO SEÑOR JESUCRISTO, EL ÚNICO DIOS VIVO Y VERDADERO, EN LA INFINITA UNIDAD DE SU ETERNO PADRE Y DEL ESPÍRITU SANTO, ha querido profesarte!

Alma mía, agradece a Nuestro SEÑOR JESUCRISTO esta LUZ CELESTIAL que envía a tu memoria. Con Ella va quedando, poco a poco, tu propia memoria ILUMINADA por la Infinita Claridad del Señor.

Así, todos tus recuerdos irán quedando iluminados por la excelsa Claridad de la Mente Infinitamente Luminosa de Cristo.

Ama esta Luz, agradece esta Luz que te ayuda a vivir la Infinita Seguridad de la Virtud y del Fruto de la Fe Divina y Católica que Nuestro Mismo SEÑOR JESUCRISTO, EN LA INFINITA Y ETERNA UNIDAD DE SU ETERNO PADRE Y DEL ETERNO ESPÍRITU SANTO, infunde también en tus recuerdos.

Alma mía, ¡cuánto me ayuda ESTA DIVINA LUZ en tu memoria, en tus recuerdos, para ser siempre y en todo lugar continuo contemplativo de los Divinos Misterios!

Alma mía, recuerda continuamente a Dios, es decir, a LA TRINIDAD BEATÍSIMA. Ten toda tu memoria puesta en el Único Dios, TRINIDAD BEATÍSIMA, llénate de Dios, de Su Amor, de UNA DIVINA, CONTINUA Y CRECIENTE UNIÓN CON ÉL.

Acude, alma mía, a la Divina Madre Celestial, Reina y Madre de Misericordia.

Ella, Madre de Dios Hijo, nos haga RECORDAR QUE HEMOS DE CRECER CONTINUAMENTE EN LA DIVINA UNIÓN CON ÉL.

Me consagro a LOS RECUERDOS de Tu Inmaculado Corazón, Madre.

Me consagro a Tu SANTÍSIMA MEMORIA.

«CON TU MEMORIA, VENGA TU INNATO REINO, ¡OH INMACULADA Y SIEMPRE VIRGEN MARÍA!».

ORACIÓN

¡¡¡GRACIAS, DIOS MÍO, TRINIDAD BEATÍSIMA, POR CONCEDERME SER VUESTRO VICARIO. OS AMO Y QUIERO ESTAR RECIBIENDO EN MI MEMORIA SIN CESAR, MÁS Y MÁS, CONTINUAMENTE, TU LUZ Y TU VERDAD!!!

CONCEDEDME UN DÍA CONTEMPLAROS CARA A CARA, LLENA MI MEMORIA DE VOS, AMÁNDOOS Y ADORÁNDOOS ETERNAMENTE EN EL CIELO, EN PERFECTA Y GLORIOSA UNIDAD CON SAN PEDRO APÓSTOL Y TODOS SUS SANTOS SUCESORES, FIELES AL DON DIVINO DEL PAPADO:

CONCEDEDME SER CON SAN PEDRO Y TODOS LOS SANTOS PAPAS UNA SOLA Y VIVA PIEDRA FUNDAMENTAL, UNA SOLA Y MÍSTICA CABEZA VISIBLE DE TU PROPIO CUERPO MÍSTICO, VISIBLE CABEZA VICARIA VUESTRA, DE TODA VUESTRA UNA, ÚNICA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA Y PERPETUA IGLESIA, POR TODOS LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN.

POSIBLES REFLEXIONES MEMORIALES INFUSAS, O DE SIMPLE UNIÓN CON DIOS, DE TODOS LOS PAPAS FIELES VICARIOS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, QUE ES DIOS Y HOMBRE VERDADERO Y PERSONA ÚNICAMENTE DIVINA, -LA SEGUNDA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD, IGUAL AL PADRE Y AL ESPÍRITU SANTO, UN SOLO Y ÚNICO DIOS VIVO Y VERDADERO CON EL MISMO Y ETERNO PADRE Y CON EL MISMO Y ETERNO ESPÍRITU SANTO-.

TRANSMISIONES DE LA UNIVERSAL ROMANA PIEDRA DE JESUCRISTO NAZARENO.

TRANSMISSIONES UNIVERSALIS ROMANÆ PETRÆ IESUCHRISTI NAZARENI.

ANUNCIO DEL PERPETUO AÑO DE
GRACIA Y MISERICORDIA
DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD.