II R.O.S.A. M.I.S.T.I.C.A.

R. Renacer por la
O. Oblación
S. Salvadora,
A. Amor.

M. Misterios
I. Inefables de la
S. Santísima
T. Trinidad,
I. Indivisible
C. Católico
A. Amor.

«Totus Tuus ego sum,
Et omnia mea Tua sunt,
Accepi Te in omnia mea,
Præbe mihi Cor Tuum, María».

(Consagración de San Luis María Griñón de Monfort, adoptada personalmente y en su propia Consagración Bautismal, Confirmacional y Sacerdotal, por el Papa San Juan Pablo II)

«Todo Tuyo soy yo,
Y todas mis cosas son Tuyas,
Te he recibido en todas mis cosas,
Muéstrame Tu Corazón, María».

COMENTARIO

I.»Todo Tuyo soy yo,
Y todas mis cosas son Tuyas»,

Reina Mía, toma posesión de mí y de todo lo mío, pues eres Dueña Absoluta de todos y de todo.

«Memoria Tua, adveniat Innatum Regnum Tuum, Inmaculata Semper Virgo María».

«Con Tu Memoria, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Tú me quieres para Ti, más y más Tuyo.

Mi propio «yo» es Tuyo.
Mi propia alma es Tuya.
Mi propio cuerpo es Tuyo.
Todos mis sentidos y potencias son Tuyos.
Mis familiares son Tuyos.
Mis pertenencias y mis posesiones son Tuyas.
Todo lo de Mi familia es Tuyo.
A Tu Cor, a Tu Corazón, me entrego totalmente y entrego todo lo mío.

II. Te he recibido en todas mis cosas.

1. «Con Tu Espíritu, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en mi propio espíritu.

2. «Con Tu Alma, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en mi propia alma.

3. «Con Tu Cuerpo, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en mi propio cuerpo.

4. «Con Tus Sentidos, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en mis propios sentidos.

5. «Con Tus Potencias, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en mis propias potencias.

6. «Con Tus Santos y Santas, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en mis propios familiares.

7. «Con Todos los dones de Todos Tus Santos y Santas, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en todas las cosas, en todas las casas, en todos los dones de mis familiares.

8. «Con Todas Tus criaturas, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en todas mis pertenencias.

9. «Con Todos Tus Privilegios, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en todas mis posesiones.

III. Muéstrame Tu Corazón, María.

Muéstrame Tu Corazón:

1. Muéstrame Tu Pensar.

«Con Tu Entendimiento, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

2. Muéstrame Tu Recordar.

«Con Tu Memoria, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

3. Muéstrame Tu Querer.

«Con Tu Querer, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

4. Muéstrame Tu Voluntad.

«Con Tu Voluntad, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

5. «Con Tus Potencias, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en mis propias potencias.

6. «Con Tus Santos y Santas, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en mis propios familiares.

7. «Con Todos los dones de Todos Tus Santos y Santas, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en todas las cosas, en todas las casas, en todos los dones de mis familiares.

8. «Con Todas Tus criaturas, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en todas mis pertenencias.

9. «Con Todos Tus Privilegios, venga Tu Innato Reino, Oh Inmaculada Siempre Virgen María».

Señora y Madre Mía, Te he recibido en todas mis posesiones.

Muéstrame Tu Señorío, Tu Posesión, Tu Reinado pleno sobre mí y sobre todas mis cosas; y para ello pongo a Nombre de Tu Corazón, como reparación, indemnización o desagravio, mi persona, mi naturaleza, con todos mis sentidos y potencias, mis familiares, mi familia, con todo lo suyo, en las manos de Tu Cor PACE, la Hermana Espiritual e Hija Tuya, Tu Iglesia, Tu Iglesia Pura, Tu Iglesia Adoradora, Tu Iglesia Auténtica, Apostólica, Católica, Encargada de representarTe a Ti, Santísima Virgen María, haciendo Tus Veces en Tu Opus Gratia et Misericordia, para que, inspirada por Ti, lleve a feliz término la Obra que le encomiendas: Promover Adoradoras Centurias Eucarísticas y Todas Tus Cosas Todas las Cosas de Dios, Trinidad Beatísima, en los pueblos, por los siglos de los siglos, amén; a fin de que todas las cosas sean Tu Santo TRONO, TRONO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD, por el Espíritu Santo.

IV. Alabad a Señor ahora y por siempre, alabadLe todos los pueblos, y a la Casa Llena de Gracia y Misericordia, por los siglos de los siglos. Amén.