Inspiración II del Sumo y Eterno Sacerdote

Hijo, en la Iglesia hay muchos que son Pueblo Mío.

Asístelos.

No se vayan con el maligno.

No quiero los devore el lobo.

Etiquetas: