Las multitudes se conviertan en Católicas

Esta es la generación, la MULTITUD que busca el Rostro de Dios: LA GENERACIÓN Y MULTITUD VERDADERAMENTE CATÓLICA. (Ver Salmo 24, 6).

I. Buscar el Rostro de Dios es buscar al Padre y a Jesucristo, Que Es El Hijo Único y Eterno del Padre, y al Espíritu Santo, Que Es El Eterno Amor del Eterno Padre y de Su Único y Eterno Hijo, Jesucristo.

A). Seamos generaciones, COMUNIDADES y MULTITUDES católicas, que buscan el Rostro de Dios.

B). Esta es la MULTITUDINARIA Familia de la Santísima Trinidad.

C). «Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, a fin de que anunciéis las virtudes de Aquel que os llamó de las tinieblas a Su Luz Admirable;» (1 Pedro 2, 9).

D). «Buscad Mi Rostro», mi corazón Te respondió: Tu Rostro, SEÑOR, buscaré (Salmo 27, 8).

E). Si no es buscando exclusivamente el Rostro del Único y Verdadero Dios, no se puede, no es posible buscar las MULTITUDES perdidas: no se puede, se hace absolutamente imposible buscar a las multitudes perdidas o descarriadas.

F). El Buen Pastor nos busca a todos mirando y conociendo Infinita y eternamente, sin cambio ni alteración alguna, desde siempre y para siempre, el Rostro de Su Eterno Padre, el Rostro Suyo Propio de Hijo Único y Eterno del Padre, y el Rostro de Su Mutuo y Eterno Amor, Que Es El Espíritu Santo, Que Procede del Mismo y Eterno Padre y del Mismo y Eterno Hijo, Nuestro Buen Pastor Jesucristo.

G). Así es como Sus Ministros, cuales buenos Pastores, han de buscar a las MULTITUDES descarriadas, a fin de que no se pierdan eternamente: CONTEMPLANDO EL ROSTRO DEL ÚNICO HIJO DEL PADRE, pues CONTEMPLANDO al Eterno Hijo, Jesucristo, contemplamos a Su Eterno Padre y al Espíritu Santo, Amor Mutuo y Eterno del Eterno Padre y de Su Eterno Hijo, Nuestro Señor Jesucristo.

II. La generación, la MULTITUD incrédula y adúltera, en cambio, busca el rostro del hombre, y no busca el Rostro de Dios.

III. ¿QUÉ HA QUERIDO HACER, AMOROSA, MISERICORDIOSAMENTE; LIBRE Y GRATUITAMENTE, EL BUEN PASTOR, EL SEÑOR NUESTRO JESUCRISTO, DE CONSUNO SIEMPRE CON SU ETERNO PADRE Y EL ESPÍRITU SANTO, EL MUTUO E INFINITO Y ETERNO AMOR DE AMBOS, CUANDO ALGUNA MULTITUD BUSCA EL ROSTRO DEL HOMBRE, EL ROSTRO DEL SER HUMANO Y NO EL ROSTRO DE DIOS?

1. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA ORTODOXA NO CATÓLICA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

2. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA PROTESTANTE. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

3. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA ANGLICANA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

4. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA ISLAMISTA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

5. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA HINDUÍSTA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

6. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA BUDISTA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

7. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DE LAS CREENCIAS LOCALES CHINAS. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

8. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA SINTOÍSTA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

9. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA TAHOÍSTA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

10. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL SIKHISMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

11. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL CHUCH’E. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

12. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL JUDAÍSMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

13. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL ANIMISMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

14. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL JAINISMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

15. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL ESPIRITISMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

16. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL CAODAISMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

17. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL CHAMANISMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

18. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL CHONDOISMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

19. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL BAHAISMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

20. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL VUDÚ. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

21. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DE LOS MAYAS. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

22. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL HAHAOÍSMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

23. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DEL YAZIDISMO. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

24. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA DE LOS KIRANTS. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

25. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA ANARQUISTA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

26. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA MAHORÍ. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

27. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA MANA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

28. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA MODEKNGEI. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

29. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA INUITS. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

30. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA ATEA y AGNÓSTICA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil.

31. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA SIN DENOMINACIÓN. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

32. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA COMUNISTA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

33. Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le ha extraviado una Multitud: LA MASÓNICA. Él Mismo va a buscarLa, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que La encuentra; y, cuando La encuentra, La lleva a Su Lugar, a Su Puesto en Su Iglesia, si ELLA, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.

Al Buen Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, se Le extravían MULTITUDES. Él Mismo va a buscarLas, como Él lo hace, por encima de todas las leyes de los hombres, hasta que Las encuentra; y, cuando Las encuentra, Las lleva a Su Lugar en Su Iglesia, si ELLAS, como CUALQUIERA OTRA MULTITUD, se dejare llevar por el Mismo Señor Nuestro Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, a Su Propio y Católico Redil, para salvarse eternamente.