Nonagésimos cuartos Diálogos de Jesús con San Pedro Apóstol, Padre de los Apóstoles

Hijo Nuestro Muy Amado, Pedro Apóstol, Padre de los Apóstoles:

«TÚ ERES PEDRO, Y SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARÉ YO MI IGLESIA, Y LAS PUERTAS DEL INFIERNO NO PODRÁN CONTRA ELLA. A TI TE DOY LAS LLAVES DEL REINO DE LOS CIELOS. LO QUE ATES EN LA TIERRA, QUEDARÁ ATADO EN EL CIELO; Y LO QUE DESATES EN LA TIERRA, QUEDARÁ DESATADO EN EL CIELO» (Mateo 16, 19)

PRUEBA DE FIDELIDAD A LA ÚNICA VERDADERA RELIGIÓN PARA MIS SACERDOTES Y FIELES

PEDRO: DÍ A LOS QUE FORMAN PARTE DE MI CELESTIAL REBAÑO QUE PEREGRINA AÚN POR LA TIERRA, DE PARTE MÍA, EN NOMBRE MÍO Y DE MI PADRE Y DE NUESTRO ESPÍRITU SANTO Y EN EL NOMBRE DE MI SANTÍSIMA MADRE Y DE NUESTRO CUSTODIO SAN JOSÉ:

HORA SANTA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, SOBRE LA VERDADERA RELIGIÓN

«Mis almas:

Hablan de «Las tres religiones monoteístas». Es una expresión propia de los que no Me conocen. Porque si Me conocieran no Me incluirían con las falsas religiones. Mi Religión Es La Única. Las otras dos y las demás son falsas. La Única Verdadera Es La Verdadera Cristiana, la Verdadera Católica.

Si tales personas dijeran que también son verdaderas, estarían dando prueba de ignorancia, pues Dios no hay más que Uno y Yo Soy El Único Dios con Mi Padre y Nuestro Espíritu Santo.

Por eso esas dos religiones no Me admiten. Dicen creer en la existencia de Un Solo Dios, pero no conocen a Dios, pues si Le conocieran, Me creerían; mas ninguna religión Me cree, solamente la Verdadera Católica Mía.

Por eso, Yo no vengo a salvar las religiones, pues son inventadas por el hombre, y el hombre debe dejarse en Mí y dejar sus modos de creer y todas sus costumbres, para transformarse su vida en La Universal o Católica Religión Mía, que contiene todos los Divinos Dogmas Definidos por Mí, que Son Nuestras Infinitas Verdades, que debéis estar dispuestos a creer, fundados en Nuestra Eterna e Infinita y Divina Autoridad.

Yo vengo a salvar a los hombres, no a las religiones de los hombres. Yo vengo a enseñaros y otorgaros el Verdadero y Eterno Culto Que Mi Padre y Yo y Nuestro Espíritu Santo queremos.

Quien no se niega a sí mismo y Me sigue, quien no renuncia a todos sus bienes, no puede ser discípulo Mío.

Yo, en cuanto Mediador Único, Infinito y Eterno por Mí Mismo, Igual a Mi Padre; en cuanto que he tomado Mi Propia Naturaleza Humana infinitamente Santa, pues Es Mi Propio Ser Humano -no persona humana- Unido infinitamente a Mí Mismo, Que Soy Persona Únicamente Divina; Yo, en cuanto Hombre Infinitamente Santo, el GERMEN que no pudo corromperse y viajó por las Generaciones desde Adán y Eva, hasta aparecer Concebido y Nacido milagrosamente, virginalmente de Mi SANTÍSIMA MADRE, GERMEN MÍO, GERMEN DE YAHVÉ, YAHVÉ QUE YO SOY, JUNTO CON MI PADRE Y NUESTRO MUTUO Y ETERNO AMOR, QUE ES NUESTRO ESPÍRITU SANTO; YO SOY EL FUNDADOR ÚNICO Y ETERNO DE LA ÚNICA VERDADERA RELIGIÓN; EL ÚNICO REDENTOR Y SALVADOR; EL ÚNICO Y ETERNO MESÍAS; EL ÚNICO REY UNIVERSAL Y ETERNO; EL ÚNICO SUMO Y ETERNO SACERDOTE; EL ÚNICO Y ETERNO ALTAR; LA SUMA Y ETERNA VÍCTIMA, EL ÚNICO QUE HA DE SER CONOCIDO, AMADO Y SEGUIDO FIELMENTE PARA LA ETERNA SALVACIÓN DEL MUNDO, PARA LA SALVACIÓN ETERNA DE TODAS LAS GENTES».