Octogésimos Diálogos de Jesús con San Pedro Apóstol, Padre de los Apóstoles

Hijo Nuestro Muy Amado, Pedro Apóstol, Padre de los Apóstoles:

«TÚ ERES PEDRO, Y SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARÉ YO MI IGLESIA, Y LAS PUERTAS DEL INFIERNO NO PODRÁN CONTRA ELLA. A TI TE DOY LAS LLAVES DEL REINO DE LOS CIELOS. LO QUE ATES EN LA TIERRA, QUEDARÁ ATADO EN EL CIELO; Y LO QUE DESATES EN LA TIERRA, QUEDARÁ DESATADO EN EL CIELO» (Mateo 16, 19)

PRUEBA DE FIDELIDAD A MARÍA SANTÍSIMA PARA MIS SACERDOTES

PEDRO: DÍ A LOS CORDEROS TODOS DE MI CELESTIAL REBAÑO QUE PEREGRINA AÚN POR LA TIERRA, DE PARTE MÍA, EN NOMBRE MÍO Y DE MI PADRE Y DE NUESTRO ESPÍRITU SANTO:

TERCERA HORA SANTA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ACERCA DE SU SANTÍSIMA MADRE

MARÍA ES LA ASUNCIÓN GLORIOSA A LOS CIELOS

Mis almas:

Mi Madre Es LA GLORIOSA ASUNCIÓN EN CUERPO Y ALMA A LA MÁS ALTA GLORIA CELESTIAL.

Mi Madre recibe de Nos, de Mi Padre y de Mí y de Nuestro Espíritu Santo, LA POTESTAD DIVINA DE ASCENDER, POR NOS, EN NOS, A LA MÁS ALTA MORADA CELESTIAL. Por Nuestra Infinita Sabiduría Ella recibe de Nos toda Ciencia desde el primer instante de su Ser. Todo el Modo de Ser y de Sentir y de Actuar de Mi Purísima Madre FUÉ SIEMPRE AL MODO NUESTRO, AL MODO DE NUESTRAS TRES DIVINAS PERSONAS.

MI MADRE ES LA RECEPTORA DE TODO NUESTRO ETERNO Y DIVINO MODO DE PENSAR, DE NUESTRO MODO DE SENTIR, DE NUESTRO MODO DE ACTUAR.

MARÍA ES LA MEDIANERA DE TODAS LAS GRACIAS

Mi Santísima Madre no es solamente MEDIANERA DE TODAS NUESTRAS GRACIAS, DE TODOS LOS DONES QUE YO Y MI PADRE Y NUESTRO ESPÍRITU SANTO REGALAMOS a nuestras criaturas, sino que LA HEMOS CONSTITUÍDO A ELLA EN MEDIACIÓN UNIVERSAL ENTRE MI DIVINO CORAZÓN Y LA CREACIÓN ENTERA, de modo semejante, pero no igual, a como YO SOY EL ÚNICO INFINITO MEDIADOR E INFINITA Y ETERNA Y ÚNICA Y DIVINA MEDIACIÓN ENTRE MI PADRE Y EL UNIVERSO ENTERO, INCLUIDA MI MISMA MADRE, LA CUAL DEPENDE INFINITAMENTE DE MÍ Y DE MI PADRE Y DE NUESTRO ESPÍRITU SANTO, EN TODO.

MI MADRE ES LA VERDADERA Y DIVINA MEDIACIÓN POR EXCELENCIA, EN PURA CRIATURA, INMENSAMENTE MÁS, SIN COMPARACIÓN, QUE TODO EL CONJUNTO DE TODOS LOS SANTOS ÁNGELES Y SANTOS Y SANTAS DE LA GLORIA, ALMAS DEL PURGATORIO Y JUSTOS DE LA TIERRA.

MARÍA ES LA CORREDENTORA Y ABOGADA

MI MADRE ES LA VERDADERA Y DIVINA CORREDENTORA, UNIDA, EN TODOS MIS MISTERIOS INFINITOS Y ETERNOS, A MÍ, A MI PADRE, A NUESTRO ESPÍRITU SANTO.

POR ESO ELLA ES UNA UNIDAD DIVINA E INDESTRUCTIBLE CON MI PROPIA SACRATÍSIMA HUMANIDAD, Y, POR LO TANTO, ES CORREDENTORA, QUE QUIERE DECIR REDENTORA CONMIGO, POR MÍ, EN MÍ.

Y COMO YO SOY EL QUE SOY, EN LA INFINITA UNIDAD DE MI PADRE Y DE NUESTRO ESPÍRITU SANTO, NO SOLAMENTE EL REDENTOR, SINO LA INFINITA Y ETERNA REDENCIÓN, POR ESO MI MADRE ES CONMIGO, POR MÍ Y EN MÍ, NO SOLAMENTE CORREDENTORA, SINO ADEMAS, ABSOLUTA CORREDENCIÓN EN PURA CRIATURA.

Mi Purísima Madre no es solamente Abogada Vuestra ante Nos, ante Mi Padre, ante Mí, ante Nuestro Espíritu Santo, sino que, por Gracia Nuestra, la hemos constituido INTERCESIÓN OMNIPOTENTE ANTE NOS, en favor de todas Nuestras criaturas: PERPETUA Y DIVINA MEDIACIÓN UNIVERSAL POR MÍ, POR MI PADRE, POR NUESTRO ESPÍRITU SANTO.

LAS GRANDEZAS DE MARÍA SON INTERMINABLES

Yo, de consuno con Mi Padre y Nuestro Mutuo Amor, Que Es Nuestro Espíritu Santo, siempre ensalzo a Mi Santísima Madre con Alabanzas interminables, pues Mi Padre y Yo y Nuestro Espíritu Santo La hemos hecho, antes de toda la creación, de tal manera, que de Ella nunca podréis haceros vosotros ni Nuestros Santos Ángeles la menor idea, durante toda la eternidad en el Cielo.

ESTAS ETERNALES ALABANZAS INTERMINABLES, CON QUE HEMOS QUERIDO MI PADRE Y YO Y NUESTRO ESPÍRITU SANTO ENSALZAR A MI SANTÍSIMA MADRE, REDUNDAN SIEMPRE EN LA MÁS ALTA HONRA Y GLORIA QUE UNA PURA CRIATURA PUEDE TRIBUTARNOS.

Le hemos querido conceder tantísimo a Nuestra Purísima María, que Todo Lo Que Yo y Mi Padre y Nuestro Espíritu Santo Somos Por Nos Mismo, -PUES SOMOS UN SOLO Y ÚNICO DIOS VIVO Y VERDADERO, INFINITOS BIENES EN GRADO INFINITO-, a Ella se lo hemos querido dar, TODO ELLO, por Especialísima Gracia.

UNA SOLA COSA NO PODÉIS DECIR DE ELLA: EL QUE ELLA SEA LO QUE ES, POR ELLA MISMA; SINO QUE ELLA ES CUANTO ELLA ES, POR NOS MISMO, QUE SOMOS EL ÚNICO DIOS VIVO Y VERDADERO, EL QUE ES POR SÍ MISMO, EL QUE ES PADRE E HIJO JESUCRISTO Y ESPÍRITU SANTO.

F.A.T.I.M.A.15 de Diciembre de 2019

Consagración de Consagrados, Con la Hermana Dorotea Sor Lucía de Fátima.

Consagración de Consagrados, Con la Hermana Dorotea Sor Lucía de Fátima, para la Mayor Honra y Gloria de la Santísima Trinidad y Salvación Eterna de nuestras almas, de todas las almas, evitando así caer para siempre en el infierno eterno: en sus penas eternas, en el llanto eterno y en el eterno rechinar de dientes, en el fuego eterno, en el remordimiento eterno, en la desesperación y torturas eternas, en el no poder ver y gozar jamás de Dios por los siglos de los siglos eternos. (Ver Evangelio de San Juan 17, 19)

Sor LUCÍA de Fátima, la que estuvo como Dorotea en Túy, la verdadera vidente de NUESTRA MADRE EN FÁTIMA; ELLA, desde el Cielo, la LUCÍA DOROTEA, que significa ADORADORA DE DIOS, nos invita a vivir siempre, en PROFUNDA ADORACIÓN, el SANTÍSIMO SACRIFICIO DE LA MISA, que es el Único Sacrificio de Cristo, hecho presente en el Altar, a través del Ministerio Sacerdotal, consagrándonos, cada vez más, todos los bautizados, confirmados y los ordenados, a los Sagrados Corazones de Jesús, de José y de María, la Inmaculada Concepción; y por ELLA, CON ELLA, EN ELLA, suplicar, a la SANTÍSIMA TRINIDAD, SER MÁS Y MÁS CONSAGRADOS EN LA VERDAD.