Octogésimos séptimos Diálogos de Jesús con San Pedro Apóstol, Padre de los Apóstoles

Hijo Nuestro Muy Amado, Pedro Apóstol, Padre de los Apóstoles:

«TÚ ERES PEDRO, Y SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARÉ YO MI IGLESIA, Y LAS PUERTAS DEL INFIERNO NO PODRÁN CONTRA ELLA. A TI TE DOY LAS LLAVES DEL REINO DE LOS CIELOS. LO QUE ATES EN LA TIERRA, QUEDARÁ ATADO EN EL CIELO; Y LO QUE DESATES EN LA TIERRA, QUEDARÁ DESATADO EN EL CIELO» (Mateo 16, 19)

PRUEBA DE FIDELIDAD A MARÍA SANTÍSIMA PARA MIS SACERDOTES

PEDRO: DÍ A LOS CORDEROS TODOS DE MI CELESTIAL REBAÑO QUE PEREGRINA AÚN POR LA TIERRA, DE PARTE MÍA, EN NOMBRE MÍO Y DE MI PADRE Y DE NUESTRO ESPÍRITU SANTO Y EN EL NOMBRE DE MI SANTÍSIMA MADRE:

5° CENÁCULO CON NUESTRA MADRE

QUINTA COMUNICACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, LA MADRE DE DIOS, CON NOSOTROS, HACIENDO DE NUESTROS HOGARES, CASA SUYA, CASA DE ORACIÓN

«Hijos, alegraos de vivir esta clausura Conmigo en vuestras casas, para dedicaros a la Oración con mayor plenitud.

Rezad el Santo Rosario en familia.

Absteneos de todo apego a lo creado, apegándoos sólo a Mi Creador, Que Es Vuestro Creador, Mi Padre, Mi Hijo Jesucristo y Su Mutuo Amor, el Espíritu Santo, Que Es Mi Divino Esposo.

PedidMe que Yo os conceda de Mi Padre Celestial el sentiros y ser verdaderamente adoptivos y divinizados hijos Suyos.

PedidMe que Yo os conceda de Mi Hijo Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, el sentiros y ser verdaderos, adoptivos y divinizados Hermanos Suyos.

PedidMe que Yo os conceda de Mi Eterno y Divino Esposo, el Espíritu Santo, el sentiros y ser verdaderos, adoptivos y divinizados Templos y Sagrarios Suyos.

PedidMe que Yo os conceda de Mis Tres Divinas Personas, Que Son Un Solo y Único Dios Vivo y Verdadero, el sentiros y ser verdaderos, adoptivos y divinizados hijos de Dios, hijos Suyos, hijos de la Única y Eterna Divinidad; que seáis espirituales Jardines y Casas Suyas, Moradas Suyas, Templos Vivos Suyos, habitados amistosa y crecientemente por Él Mismo, Que Es El Que Es Padre, Hijo Jesucristo y Espíritu Santo.

Mi Dios Hijo, Que Es, Todo Él, Hijo Mío, Es El Único Mediador Infinito y Eterno entre Mi Padre Celestial, Que Es El Único Eterno Padre de Mi Hijo Dios, y el universo entero, en el Espíritu Santo. Mas Yo Soy la Medianera o Mediadora Universal entre Mi Hijo Dios y todo lo creado, visible e invisible.

Yo Soy la Universal Mediación entre Mi Hijo y todo lo creado. Vosotros, pues, hijos Míos, acudid siempre a Mí, a Mi Inmaculado Corazón, pues así lo ha querido la Santísima Trinidad, a fin de poder recibir Sus Gracias y Misericordias.»

17 de Marzo de 2.020