Sínodo

«Si non do cor Christo, Synodus non valet.»

«Si no doy el corazón a Cristo, El Sínodo no vale.»

Debe ser como un lema para los Padres Sinodales.

BREVES REFLEXIONES QUE DEBEN HACERSE LOS PADRES SINODALES Y TODOS

1. No puedo dar mi corazón a nadie, sólo a Cristo.

2. Si doy mi corazón a los hombres y no a Cristo, traiciono a Cristo.

3. No puedo dar mi corazón a Cristo, si pretendo dármelo a mí mismo.

4. No puedo dar mi corazón a Cristo, si pretendo darlo a los seres humanos.

5. A Cristo se Le da el corazón entero, del todo, o no se Le da.

6. Es que no hay nadie como Cristo, pues Él Mismo Es El Único Dios en la Infinita Unidad de Su Eterno Padre y del Amor Mutuo de Ambos, Que Es El Espíritu Santo.