Trigésimos octavos Diálogos de Jesús con San Pedro Apóstol, Padre de los Apóstoles

Hijo Nuestro Muy Amado, Pedro Apóstol, Padre de los Apóstoles:

NOS, LA SANTÍSIMA TRINIDAD, EL ÚNICO DIOS VIVO Y VERDADERO, TE PEDIMOS QUE DES A CONOCER NUESTRO DIVINO NOMBRE A TODOS LOS PUEBLOS.

Es necesario que todos conozcan, amen y vivan Nuestro Divino Nombre, Que Es Un Solo y Único Dios Vivo y Verdadero en Tres Divinas Personas.

Es infinitamente Necesario para todas Nuestras criaturas Nuestro Divino Nombre, Nuestra Divina Esencia, Nuestro Divino y Eterno Ser, Nuestra Propia y Eterna Divinidad.

Vuestro Dios, El Único Dios Vivo y Verdadero, no Es Una Sola Divina Persona, sino Tres Divinas Personas, de la Misma Naturaleza e Iguales en Dignidad: Yo y Mi Padre y Nuestro Infinito, Mutuo y Eterno Amor, Que Es Nuestro Espíritu Santo.

Éste Es El Único Creador, El Único Redentor, El Único Salvador, El Único Santificador, El Único y Eterno Juez, El Único Glorificador de las almas fieles, El Único Retribuidor infinitamente Santo, infinitamente Justo, que da, a cada cual, Premio Eterno o Castigo Eterno, según sean sus obras.