Victoria de Cristo

1. Yo jamás he sido derrotado.

2. Mis enemigos así lo creen.

3. Hay quienes incluso se alegran de que Yo pudiera ser derrotado, pero es imposible: Lo que para Mis enemigos son derrotas, para Mí Son Victorias.

4. Ellos andan engañados por el maligno.

5. Si permanecen a sabiendas y queriendo en este engaño hasta el último instante de sus vidas en la Tierra, no podrán venir a Mí, pues Me odian, se condenarán eternamente.

6. Soy El Único Dios Todopoderoso, en la Infinita Unidad de Mi Padre y de Nuestro Espíritu Santo.