XX Transmissio Universalis Romanæ Petræ I.o.s.e.p.h. Nazareni M.a.r.i.æ Gloriosi Iudæ Leonis

P.A.C.E.:

Præsentia
Æternæ
Christi
Esentiæ:

Presencia de la Eterna Esencia de Cristo

Cristo Nuestro Dios y Señor está presente en todas partes a la vez, en todos los tiempos a la vez, con Toda Su Propia Esencia o Substancia Divina, la Misma Esencia o Naturaleza o Substancia Divina de Su Eterno Padre y de Su Mutuo, Infinito y Eterno Amor, Que Es El Espíritu Santo.

La Persona, o sea, el «YO» de Nuestro Señor Jesucristo lo llena todo, lo invade todo, lo penetra todo y lo transciende todo, porque Él Mismo es únicamente Persona Divina.

Por ser Persona únicamente Divina, por ser el Eterno Hijo Único del Padre Eterno, Jesucristo Nuestro Señor Se Siente a Sí Mismo con Su Propio Cuerpo, con Su Propia Sangre, con Su Propia Alma en todas partes, en todos los tiempos, en toda Su Propia e Infinita Eternidad, en Su Propio Presente Eterno, sin principio ni fin.

» Transmisión de la Universal Romana Piedra de José Nazareno, el Elegido para sustentar la Humanidad de Jesucristo, ofrecida al Padre, y de La Madre Amantísima del Redentor, el Mismo Jesucristo Eterno, Glorioso León de Judá »

Esta expresión está extraída del acróstico latino del título de estos escritos y que, a continuación, se explica detalladamente:

I.o.s.e.p.h. Nazareni M.a.r.i.æ. Gloriosi Iudæ Leonis:

I. Iesu
o.Oblatam
s. Sustinens
e. Electus
p. Patri
h. Humanitatem.

Nazareni [del Nazareno (José)]

M. Mater
a. Amantissima
r. Redemptoris
i. Iesuchristi
æ. Æterni,
G. Gloriosi
I. Iudæ
L. Leonis.

I. Iesu (De Jesús)
o.Oblatam (Ofrecida).
s. Sustinentis (del que sustenta)
e. Electus (El Elegido, José)
p. Patri (al Padre)
h. Humanitatem (a la Humanidad).

Nazareni (del Nazareno)

M. Matris (de la Madre)
a. Amantissimæ (de la Amantísima)
r. Redemptoris (del Redentor)
i. Iesuchristi (de Jesucristo)
æ. Æterni, (del Eterno)
G. Gloriosi (del Glorioso)
I. Iudæ (de Judá)
L. Leonis (del León)